lunes, 10 de diciembre de 2007

Delitos en Venezuela

Con la finalidad de poder dar seguimiento al acontecimiento de los delitos en Venezuela, se tratara de recabar estudios tanto a nivel cualitativo y cuantitativo para obtener una visiòn amplia respecto al tema. Nos interesa poder profundizar en la problematica social en general y reflexionar sobre el delito en el àmbito judicial.


Sistema de Justicia


Conocer y comprender el Sistema de Justicia es necesario para poder dar validez a las aptitudes y comportamientos sociales determinantes para cada poblaciòn, independientemente del paìs al que se este refiriendo. Ya que, dejando de lado las diferencias de cada sociedad tales como cultura, historia, economìa, valores, entre otros, es necesario reflexionar que los Sistemas de Justicia estàn ìntimamente aunados a estas caracterìsticas y dada esta razòn, su comportamiento es acorde a las realidades y por ende, el hecho de conocer como se aplican dichos sistemas y como afectan en mayor o menor cuantìa al paìs.
Por tal razòn, las estadìsticas, los organismos de justicia y la poblaciòn, son fundamentales para poder establecer un paràmetro amplio de estudio sobre un tema como èste. El acercamiento sociològico al derecho es un reto que permitirà el fortalecimiento para la construcciòn de realidades.
En Venezuela, segùn las proyecciones del Instituto Nacional de Estadìstica (INE), se ha presenciado un aumento poblacional que se concentra en mayor medida en los hombres, sin embargo, el volumen poblacional de las mujeres no està muy por debajo del masculino, e inclusive, para los años 2013, 2014 y 2015, respectivamente, ocurre un acercamiento en la data de la poblaciòn para ambos sexos.
Asì mismo, desde el 2001 (Censo Poblacional) hasta el año en curso (2007), el aumento poblacional no ha sido en proporciones considerables, aplicandose la misma regla a dicha poblaciòn deferenciada por sexo: El aumento ha sido paulatino, por lo que es bien apreciada la interrogante acerca de si los ìndices de natalidad o mortalidad han sido significativos en el transcurrir de los años.
Es necesario conocer el comportamiento poblacional ya que esto nos puede indicar el impacto de los delitos en el paìs y determinar, respecto a las muertes, cuales de las mismas son provocadas por causas naturales y cuales por homicidios, asì como conocer, cual es la magnitud de la poblaciòn reclusa y las concidiones en que la misma se desarrolla en las distintas penitenciarias, como se les otorga una sentencia a los casos, y cuales son las dificultades que se perciben en el Sistema de Justicia Venenezolano.
El INE en constante relaciòn con el Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalìsticas (CICPC), ofrece estadisticas vitales acerca de la vida de los delitos en el paìs; sin embargo, analizarlas, es parte de un minucioso estudio. Para el año 2003, el INE ofrece en sus estadisticas los casos conocidos por tipo de delito segùn entidad federal, siendo algunos de los mismos: Contra las personas, contra la propiedad, sustancias estupefacientes y psicotròpicas, contra las buenas costrumbres, contra la cosa pùblica, contra el orden pùblico, entre otras. El Distrito Capital (57.253 delitos), Carabobo (30.276 delitos), y Miranda (18.474 delitos) respectivamente, fueron los distritos que para el 2003, reportaban la mayor cantidad de delitos.
La frecuencia entre los mismos fue para los delitos contra la propiedad y contra las personas , sin embargo, esta misma tendencia se presento de igual forma para los demàs distritos federales, lo que nos indica una reincidencia a delinquir en los mismos, y por esto, es que el sentimiento de temor expresado en la poblaciòn es importante para vincular la percepciòn de la sociedad con los delitos.
Segùn las estadisticas presentadas por el Laboratorio de Ciencias Sociales (LACSO), para los años 1996, 2004 y 2007, se observò: Para el primer año en Caracas, el 61% de la poblaciòn expresò un marcado temor al abordar algùn medio de transporte; sin embargo, aunque estos porcentajes para los años 2004 y 2007 se mantuvieron casi constantes, los demàs valores se distribuyeron para otras categorìas que no habìan ocupado un aumento relevante.
Para el 2004, el sentimiento de temor de las personas al estar en sus casas o apartamentos ascendiò de 38,6% a un 44,4%, asì, como la inseguridad al recorrer las calles de sus comunidades, de 35,5% a un 44% (estas cifras comparadas desde 1996 hasta el 2004). Por lo que se aprecia un cambio situacional de la delincuencia y la percepciòn que tienen los habitantes de la misma. Esto es notable, ya que, aunque sigue prevaleciendo el temor en los medios de transporte, aumentaron los procentajes para otras categorìas (a nombrar las propuestas por el LACSO: Su casa o apartamento, en las calles de su comunidad, en su lugar de trabajo, en los medios de transporte).
El INE y el CICPC
Segùn las fuentes del CICPC y el INE, los homicidios representan uno de los delitos màs relevantes en Venezuela. Para el 2006 se cometieron en promedio 48 homicidios por dìa y en los ùltimos diez años (tomando como referencia segùn estudios del CICPC, desde 1996 hasta el 2006) murieron 142.964 personas por homicidios, resistencia a la autoridad y posible homicidio.
Asì mismo, la tasa real de homicidios en el paìs, es de 68 por cada 100 mil habitantes, dato alarmante, ya que, segùn los estàndares internacionales las tasas que superen los 12 homicidios por 1oo mil habitantes son un indicador de los problemas de violencia que puede presentar un determinado paìs.
Asì mismo, segùn datos del CICPC y el INE, del total de homicidios consolidados en el paìs, la averiguaciòn de muerte y la resistencia la autoridad constituyen dentro de la data recabada registros mìnimos respectos a los homicidios en general. Desde 1996 hasta el 2006 en menor o mayor proporciòn estos ùltimos siempre superan con creces a los anteriormente nombrados. Sin embargo, algo apreciable, es que la averiguaciòn de muerte siempre supera a la resistencia a la autoridad, por lo que tambièn es notable preguntar, cuàles serìan las dificultades respecto a la rapidez de acciòn de los cuerpos encargados de llevar estos casos para poder resolventarlos, asì como la clasificaciòn de las causas por las cuales se produjeron dichas muertes una vez se hayan esclarecido los mismos.

El aumento palutatino de los delitos en terminos generales encuentra relaciòn en el aumento de la poblaciòn urbana, sin embargo, esta afirmaciòn no pretende establecer que en zonas rurales no se cometan delitos, ya que, entidades federales con menor poblaciòn que el Distrito Capital, tienen registros elevados de delitos, sin embargo, a fines de las estadisticas, esta entidad federal ocupa el primer lugar.

Segùn fuente de la United Nations (World Populations Prospect 2001), Venezuela ha aumentado desde 1950 hasta el 2005, de 46,8% de habitantes hasta un 88,1%, lo que significa un aumento del 41,3%. Obviamente este crecimiento fue dado por muchos factores sobre todo tras la culminaciòn de la Segunda Guerra Mundial; por estos tèrminos, es "(...)cuando el paìs recibe gran cantidad de inmigrantes y se convierte en el primer exportador de petròleo. La poblaciòn urbana creciò diez veces entre 1950 y 2005, pasando de 2.3 millones a 23 millones de habitantes"(Briceño, Roberto.: Violencia, Ciudadanìa y miedo en Caracas. 2007).

Sin embargo, tras la prosperidad tambièn comenzaron a acumularse problemas sociales que influyeron en el aumento de la delincuencia en el paìs, sobre todo en aquellas zonas donde el urbanismo se convirtiò en un factor excesivo. Esto se puede apreciar en el sentimiento de temor que representa para la sociedad el aumento de los delitos y el impacto que generan para el desarrollo de polìticas pùblicas y nuevas estrategias en el àmbito de los organismos que operan a nivel nacional. Pero tambièn, se debe tomar en consideraciòn que no solamente los delitos son una parte primordial del Sistema de Justicia venezolano, ya que, las penitenciarias y la poblaciòn reclusa son fundamentales para establecer la relaciòn de eficiencia y eficacia de la resoluciòn de los conflictos, inserciòn de los reclusos a la sociedad civil y la garantìa de la justicia sobre los casos que se presenten.